jueves, 22 de diciembre de 2011

LOS VALORES Y LA ETICA DE LOS SERES HUMANOS

INTRODUCCION
En este tema se habla de la ética que es una rama que estudia la moral que
se aplica en la vida personal y social diariamente ya que esta es indispensable
para la vida humana. También pudimos ver que las acciones morales son
solo aquellas que se pueden elegir y decidir qué hacer. Encontramos que la
axiología y la deontología son las dos principales
La ética es muy importante para los seres humanos en la vida diaria para
aprender a respetar los valores y ponerlos en práctica todos los días. La ética,
son valores universales que no cambian, es la capacidad del ser humano para
diferenciar entre lo bueno y lo malo. La moral para diferenciar lo permitido y
lo prohibido, son normas que un conjunto de personas ha determinado como
acertado para la comunidad.
DESARROLLO TEMÁTICO
Ética
La ética es una rama de la filosofía que abarca el estudio de la moral, la virtud,
el deber, la felicidad y el buen vivir.

La palabra ética proviene del latínethĭcus, y este del griego antiguoἠθικός, o
transcrito a nuestro alfabeto, “êthicos”. Es preciso diferenciar al “êthos”, que
significa “carácter”, del “fetos”, que significa “costumbre”, pues “ética” se sigue
de aquel sentido y no es éste. Desconocer tal diferencia deriva en la confusión
de “ética” y “moral”, pues esta última nace de la voz latina “mor, Moris”, que
significa costumbre, es decir, lo mismo que “ethos”. Si bien algunos sostienen
la equivalencia de ambas doctrinas en lo que a su objeto respecta, es crucial
saber que se fundamentan en conceptos muy distintos.

La ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema
moral, y cómo se ha de aplicar posteriormente a los distintos ámbitos de la vida
personal y social. En la vida cotidiana constituye una reflexión sobre el hecho
moral, busca las razones que justifican la utilización de un sistema moral u otro.
Algunos han caracterizado a la ética como el estudio del arte de vivir bien, lo
cual no parece exacto, puesto que si se reuniesen todas las reglas de buena
conducta, sin acompañarlas de examen, formarían un arte, más no una ciencia.
La ética es una de las principales ramas de la filosofía, en tanto requiere de
la reflexión y de la argumentación, este campo es el conjunto de valoraciones
generales de los seres humanos que viven en sociedad.
El estudio de la ética se remonta a los orígenes mismos de la filosofía
en la Antigua Grecia, y su desarrollo histórico ha sido amplio y
variado. Una doctrina ética elabora y verifica afirmaciones o juicios
determinados.
normativa
Como “bueno”, “malo”, “correcto”, “incorrecto”, “obligatorio”, “permitido”, etc.,
referidos a una acción, una decisión o incluso también las intenciones de quien
actúa o decide algo. Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando
moralmente a personas, situaciones, cosas o acciones. Se establecen juicios
morales cuando, por ejemplo, se dice: “ese político es corrupto”, “ese hombre
es impresentable”, “su presencia es loable”, etc. En estas declaraciones
aparecen los términos “corrupto”, “impresentable” y “loable” que implican
valoraciones de tipo moral.
Definición y objeto
Según una corriente “clásica”, la ética tiene como objeto los actos que el ser
humano realiza de modo consciente y libre (es decir, aquellos actos sobre los
que ejerce de algún modo un control racional). No se limita sólo a ver cómo se
realizan esos actos, sino que busca emitir un juicio sobre estos, que permite
determinar si un acto ha sido éticamente bueno o éticamente malo.
Ello implica establecer una distinción entre lo que sea bueno y lo que sea malo
desde el punto de vista ético, y si el bien y el mal éticos coinciden o no con lo
que serían el bien y el mal en sí.
La ética se relaciona con la antropología, el derecho, con la ley y con ciencias
empíricas que estudian el comportamiento humano, como la sociología y la
psicología.

La ética teleológica es generalmente mercancía de ética, que indica ciertos
bienes (por ejemplo, la “felicidad” o “deseo”), así como para los seres humanos,
y por lo tanto deseable. Es la ética enfocada desde el punto de vista de la
supervivencia y satisfacción de necesidades.
Hume ha planteado la objeción de que la transición de ser no-debe “para ser
legítimo (“Ley de Hume “). Bajo la falacia de la partida “naturalista” de George
Edward Moore ha planteado las cuestiones estrechamente relacionadas, pero
que no son estrictamente los mismos.
Epistemológicamente entre las tasas y tarifas de destino, y se diferencian por
su relación diferente a los sentidos. La distinción epistemológica entre es y
debe se basa en la ciencia empírica moderna. Quien no acepta esta distinción,
o bien debe postular a un ser que no es directamente o indirectamente
detectables, o se debe considerar lo que debe perceptible.
como “esencia”, “Naturaleza”, “determinación”, “función”, “final”, “sentido”
u “Objetivo alcanzado”. Así, la palabra “objetivo” es incluso lo que en realidad
busca una persona (Su meta es graduarse). La palabra objetivo puede referirse
también a lo que debe perseguir un hombre (por ejemplo, cuando se dice de
alguien que perdió el objetivo o la meta de su existencia humana).
Ética normativa
Las teorías de la filosofía ética o moral se pueden distinguir de acuerdo a los
criterios de sus bases para la determinación del bien moral. El bien moral
puede ser determinada por:
Las consecuencias (ética teleológica) consecuencial ismo;
Disposiciones de comportamiento, rasgos de carácter y virtudes (ética de la
virtud);
La intención del actor (ética disposición);
Objetivos hacia hechos morales, como objetivo de las evaluaciones morales
sobre la propiedad o la acción (ética deontológica);
Optimización de los intereses o de las partes interesadas (de preferencia), la
ética utilitarista, de la felicidad (eudaimonía), o del bienestar.
Ética de virtudes
La ética de virtudes es una teoría relativamente reciente según la cual una
acción es moral si hacerla fuera propio de una persona virtuosa. Por ejemplo,
si para el utilitarismo hay que ayudar a los necesitados porque eso aumenta
el bienestar general, y para la deontología hay que hacerlo porque es nuestro
deber, para la ética de virtudes, hay que ayudar a los necesitados porque
hacerlo sería caritativo y benevolente.
Ética aplicada
La ética aplicada es la parte de la ética que se ocupa de estudiar cuestiones
morales concretas y controversiales. Por ejemplo, algunos objetos de estudio
de la ética aplicada son el aborto inducido, la eutanasia y los derechos de
los animales. Algunas de estas cuestiones se agrupan por similitudes y son
estudiadas por subdisciplinas:
La bioética estudia las controversias morales que son producto de los avances
en la biología y la medicina.
La deontología profesional se ocupa tanto de buscar justificación para valores
morales que deberían guiar a los profesionales, como de estudiar los valores
que de hecho guían a los profesionales. En el primer sentido la deontología
profesional es una disciplina normativa y filosófica. En el segundo sentido,
se trata más bien de una disciplina descriptiva y por lo tanto científica. La
deontología profesional también cuenta con subdisciplinas como la ética
médica, la ética de negocios y la ética de la ingeniería.
La ética ambiental se ocupa de la relación ética entre los seres humanos y el
medio ambiente. Quizás las dos preguntas fundamentales de esta disciplina
sean: ¿qué deberes tienen los seres humanos hacia el medio ambiente, y por
qué? En general, la respuesta a la primera pregunta es una consecuencia de
la respuesta a la segunda. Distintas respuestas o aproximaciones a respuestas
han dado lugar a distintas éticas ambientales.
Ética militar

La ética económica se ocupa de las relaciones éticas que deberían guiar las
relaciones económicas entre los seres humanos y el efecto que tales normas
tendrían sobre la economía de nuestras sociedades. De hecho gran parte de
los economistas que desarrollaron la teoría moderna de la economía partieron
de bases éticas. El ejemplo más cercano es el utilitarismo desarrollado primero
como doctrina moral y luego usado para la teoría del valor neoclásica.
Desde el inicio de la reflexión filosófica ha estado presente la consideración
sobre la ética. Platón afronta la temática ética en diversos lugares y desde
contextos diferentes. Así, por ejemplo, en el Gorgias busca superar el
hedonismo y la ley del más fuerte. En el Fedón evidencia la importancia de
lo que exista tras la muerte para regular el propio comportamiento. En la
República aborda juntamente la ética individual (desde la perspectiva de una
justicia dentro del alma) y la ética pública, con una compleja teoría del Estado,
que encuentra complementos y puntos de vista diferentes en otras dos obras,
el Político y las Leyes.
La Ética nicomáquea, seguramente el más importante tratado de ética de
Aristóteles, se basa en la premisa de que todo ser humano busca la felicidad
(ética eudemónica). Para Aristóteles todos los seres naturales tienden a cumplir
la función que les es propia y están orientados a realizar completamente sus
potencialidades. El bien, que es lo mismo que la perfección de un ser o la
realización de las capacidades es cumplir su función propia, aquello a que solo
él puede realizar. También los seres humanos están orientados a la realización
plena de la función que les es propia. El problema que se suscita, entonces, es
cuál es la función propia del hombre. Y si acaso hay más de un bien propio del
hombre, ¿cuál es el bien más alto y más perfecto de los que puede alcanzar el
ser humano?
Edad Media
Es un momento en el que la ética asume elementos de las doctrinas clásicas
de la felicidad (el fin del actuar humano consiste en obtener el bien que nos
hace felices) y los une a la doctrina cristiana (vista como Revelación divina),
especialmente según la normativa que recogen los mandamientos. El fin último
del actuar humano es la caridad, que se consigue al vivir desde el Evangelio,
y que permite al hombre acceder a la visión de Dios (en el cielo), donde el ser
humano alcanza su máxima plenitud y el bien supremo.
Diversos autores hablan de ética y según perspectivas diferentes. Es oportuno
recordar dos grandes nombres, san Agustín de Hipona y santo Tomás de
Aquino (especialmente en la segunda parte de la Suma de teología, en la que
se recogen numerosos elementos de la ética de Aristóteles).
Posteriormente, y tras las huellas de las ideas de Tomás de Aquino, se
desarrolla en el ámbito católico lo que luego será conocido como principio de
doble efecto.
Edad Moderna

Los filósofos éticos modernos trabajan con la mirada puesta, sobre todo, en el
mundo antiguo (estoicos, epicúreos, Platón, Aristóteles), si bien con algunos
elementos heredados de la Escolástica medieval. Descartes tiene algunos
elementos de ética en su famoso Discurso del método. Dentro del racionalismo,
es Baruch Spinoza quien elaboró de modo más amplio y sistemático una
propuesta ética. En el ámbito del empirismo, David Hume trabajó en diversos
momentos para comprender los motivos profundos de las acciones humanas.
La gran revolución ética moderna se realiza a través de Immanuel Kant, que
rechaza una fundamentación de la ética en otra cosa que no sea imperativo
moral mismo (deontologismo formal), pues si la moral se orienta a buscar la
felicidad no podría dar ninguna norma categórica ni universal. Los filósofos
idealistas desarrollaron esta moral del imperativo categórico. Hacen frente así
al utilitarismo, al afirmar que el principio de utilidad no es el único criterio de
corrección de las acciones.
Edad contemporánea
La ética del siglo XX ha conocido aportes importantísimos por parte de
numerosos autores: los vitalistas y existencialistas desarrollan el sentido de la
opción y de la responsabilidad, Max Scheler elabora una fenomenología de los
valores. Autores como Alain Badiou han intentado demostrar que esta principal
tendencia (en las opiniones y en las instituciones), la cuestión de “la ética”
en el siglo XX, es en realidad un “verdadero nihilismo” y “una amenazante
denegación de todo pensamiento”.
Moral

Se denomina moral al conjunto de creencias, normas y circunstancias a través
de las cuáles se puede determinar si una persona a lo largo de toda su vida
logró ser buena persona, además su contribución en su grupo social que
determinará el comportamiento a obrar característico (es decir, que orienta
acerca del bien o del mal —correcto o incorrecto— de una acción o acciones).
La moral son las reglas o normas por las que se rige la conducta de un ser
humano en concordancia con la sociedad y consigo mismo. Este término tiene
un sentido contrario frente al de «inmoral» (contra la moral) y «amoral» (sin
moral). La existencia de acciones y actividades susceptibles de valoración
moral se fundamenta en el ser humano como sujeto de actos voluntarios. Por
tanto, la moral se relaciona con el estudio de la libertad y abarca la acción del
hombre en todas sus manifestaciones.
La palabra «moral» tiene su origen en el término latinomores, cuyo significado
es ‘costumbre’. Moralis (<latínmos = griego ‘costumbre’). Por lo tanto «moral»
no acarrea por sí el concepto de malo o de bueno. Son, entonces, las
costumbres las que son virtuosas o perniciosas.
Historia

La moral comenzó a ser enseñada en forma de preceptos prácticos, las
Máximas de los siete sabios de Grecia, los Versos dorados (y otros) de los
poetas de Grecia o bien en forma de apólogos y alegorías hasta que revistió
carácter científico en las escuelas de Grecia y Roma.
Ocupa importante lugar en las enseñanzas de Pitágoras, Sócrates, Platón,
Aristóteles, Epicuro y, sobre todo, entre los estoicos (Cicerón, Séneca,
Epicteto, Marco Aurelio, etc.). Los neoplatónicos se inspiraron en Platón y
los estoicos cayeron en el misticismo. Los modernos han profundizado y
completado las teorías de los antiguos.
Moral y ética
Muchos autores consideran como sinónimos a estos términos, debido a que
sus orígenes etimológicos son similares.
Sin embargo, en el ámbito de la filosofía se considera a la ética como la
disciplina filosófica que estudia a la moral. Es decir, el uso que le ha dado la
gente ha convertido a la moral en el objeto de estudio de la ética.
De ahí que podemos decir que una ética propuesta es el conjunto de normas
sugeridas por un filósofo, o proveniente de la religión, en tanto que «moral»
vendría a designar el grado de acatamiento que los individuos dispensan a las
normas imperantes en el grupo social. En un sentido práctico, ambos términos
se hacen indistinguibles y por ello se los considera equivalentes.
El matiz que las delimita está en la observación o aplicación práctica de la
norma que entraña el mandato ético. Por ello, la norma ética siempre será
teórica, en tanto que la moral o costumbre será su aplicación práctica.
Por otro lado la moral se basa en los valores que la conciencia nos dicta, a su
vez, basado en costumbres aprendidas, por lo tanto, la moral no es absoluta o
universal, ya que su vigencia depende de las costumbres de una localidad.
Moral objetiva

Al conjunto de normas morales se le llama “moralidad objetiva”, porque estas
normas existen como hechos sociales independientemente de que un sujeto
quiera acatarlas o no. Los actos morales provienen del convencimiento de
que el actuar de un individuo siempre se realiza por ciertos fines y que todo el
que hace algo, lo debe hacer con un fin, a menos que no controle su razón,
como ocurre en variadas situaciones. Sin embargo, las realidades sociológicas
sugieren que las personas suelen actuar por inercia, costumbre, tradición
irrazonada o la llamada “mentalidad de masa”.
Axiología

La axiología no sólo trata en su mayoría intelectual y moral de los valores
positivos, sino también de los valores negativos, analizando los principios que
permiten considerar que algo es o no valioso, y considerando los fundamentos
de tal juicio. La investigación de una teoría de los valores ha encontrado una
aplicación especial en la ética y en la estética, ámbitos donde el concepto de
valor posee una relevancia específica. Algunos filósofos como los alemanes
Heinrich Rickert o Max Scheler han realizado diferentes propuestas para
elaborar una jerarquía adecuada de los valores. En este sentido, puede
hablarse de una ‘ética axiológica’, que fue desarrollada, principalmente, por el
propio Scheler y Nicolai Hartmann.
El estudio griego culmina con el desarrollo de un sistema de valores. Los
valores pueden ser objetivos o subjetivos. Ejemplos de valores objetivos
incluyen el bien, la verdad o la belleza, siendo finalidades ellos mismos. Se
consideran valores subjetivos, en cambio, cuando estos representan un medio
para llegar a un fin (en la mayoría de los casos caracterizados por un deseo
personal). Además, los valores pueden ser fijos (permanentes) o dinámicos
(cambiantes). Los valores también pueden diferenciarse a base de su grado
de importancia y pueden ser conceptualizados en términos de una jerarquía,
en cuyo caso algunos poseerán una posición más alta que otros. El problema
fundamental que se desarrolla desde los orígenes mismos de la axiología,
hacia fines del siglo XIX, es el de la objetividad o subjetividad de la totalidad
de los valores. Max Scheler se ubicará en la primera de las dos posiciones. El
subjetivismo se opondrá, desde el principio, a este enfoque. Y entenderá –a
la antigua manera de Protágoras- que lo estrictamente humano es la medida
de todas las cosas, de lo que vale y de lo que no vale, y de la misma escala
de valores, sin sustento en la realidad exterior. Alfred Jules Ayer mismo, en
“Lenguaje, verdad y lógica”, su obra temprana, dejará los juicios de valor fuera
de toda cuestión, en virtud de que no cumplen con el principio de verificación
empírica. De esta manera, lo ético y lo estético no son más que “expresiones”
de la vida espiritual del sujeto. No una captación comprobable del mundo
externo.
CONCLUSION
En este tema pudimos aprender el significado de ética y moral. Podemos ver
que es una serie de temas que tienen gran importancia para todo ser humano,
pues gracias a los valores que cada ser humano ejerce se puede obtener una
sociedad diferente sin problemas y generar un ambiente tranquilo, o todo lo
contrario si se ejercen los valores que no son correctos incluyendo la falta
de respeto o la inmoralidad, se genera más bien una sociedad conflictiva sin
valores.
La moral también es un tema muy importante se denomina moral al conjunto
de creencias, normas y circunstancias, a través de las cuales se pueden
determinar si una persona a lo largo de toda su vida logro ser buena persona,
además su contribución en su grupo social que determinara el comportamiento
a obras característico, es decir que orienta acerca del bien y del mal, correcto o
incorrecto de una acción o acciones.
La ética estudia la moral algunos objetivos de estudio de esta son el aborto
inducido la eutanasia, y los derechos de
cuestiones se agrupan por similitudes y son estudiadas por subdiciplinas.
los animales algunas de estas.
PUBLICADO POR: ARACELI MARTINEZ PEÑA Y ROSDELITH ALEGRIA CAMARGO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada